ALTERNATIVAS URBANAS EXITOSAS
© Marlo Trejos 2003

Los arquitectos y urbanistas encontramos en otras ciudades la excelencia que queremos para la nuestra. En el contexto latinoamericano en desarrollo buscamos modelos apropiados a nuestra realidad económica y social. Así, primero nos fijamos en Curitiba como modelo de ciudad sostenible. También en Río de Janeiro y su esfuerzo, mediante el programa Favela Barrio, por articular la ciudad formal con la informal en torno a espacios públicos calificados. Después, el recorrido nos lleva a Porto Alegre, ciudad que saltó a las crónicas internacionales por la experiencia del llamado presupuesto participativo, gracias al cual los ciudadanos pasaron de objetos pasivos a ser sujetos activos, con voz y voto. Finalmente llegamos al caso de Bogotá. Esta ciudad ejemplifica un exitoso proceso de planificación de largo plazo: primero captó los recursos financieros para, acto seguido, y armada de las herramientas administrativas y legales, emprender una transformación profunda bajo la batuta de Enrique Peñalosa Londoño.

Bajo el mandato del alcalde Peñalosa, la capital de Colombia dejó de ser percibida por sus habitantes como desorganizada, anárquica, agresiva y sin remedio, para comenzar a generar sentido de pertenencia y confianza en el futuro. Una ciudad amable, ordenada, en la que el ciudadano es el protagonista y donde la prioridad son los niños. La Bogotá actual es además más sostenible en lo ambiental y sobre todo, más generosa e igualitaria en lo social.

El ejemplo de Bogotá es sin duda alentador, pero debemos tener en cuenta que San José necesita formular un modelo propio de acuerdo a nuestra realidad económica, social y cultural.

Hasta que la expansión urbana de nuestra capital no alcanzó cierta dimensión, no se hizo evidente y la evidencia ahora se ha vuelto dramática. De esta manera, en la actualidad tenemos que hacer frente a una iniciativa por repoblar una ciudad abandonada. Debemos volver al modelo de ciudad compacta.

Como indica Salvador Rueda, el modelo de ciudad compacta trata de “maximizar la entropía recuperada en forma de información (hacer más eficiente el sistema urbano) y minimizar la entropía proyectada al entorno, reduciendo la huella ecológica de la ciudad”. La ciudad compacta y diversa es el modelo sistémico que mejor interpreta el aprovechamiento de la entropía, en tanto que la traduce en organización de la ciudad aumentando su complejidad. Asimismo, es el modelo que permite una mayor reducción del consumo de materiales, energía, tiempo y suelo, a la vez que proporciona los mecanismos de relación y control necesarios para conferir estabilidad al sistema.
Las ciudades son entidades parásitas puesto que dependen de un suelo productivo o ecosistema ajeno al propio territorio urbano. Por lo tanto, tenemos que buscar modelos urbanos que propicien una relación más simbiótica o por lo menos “epifita” con su entorno.

La ciudad, al representar el espacio físico en el que conviven miles de personas de diferentes clases sociales, tiene que ser necesariamente democrática y solidaria. Su desarrollo pasa por la alternativa de la sostenibilidad. En el ámbito territorial, el tamaño de la población debe estar en relación con su capacidad para gestionar los recursos y los desechos en un proceso encaminado a reducir la entropía y la huella ecológica.

En algún punto entre los territorios acosados del urbanismo y las inmensas arterias y territorios no cívicos de las conurbaciones, se extienden los cotos de caza de un urbanismo diferente. Un urbanismo de las posibilidades. Sobre un espacio basura repleto hasta los bordes de residuos políticos, funcionales y físicos de la ciudad, encontramos el conjunto más estimulante de posibilidades disfrazadas de imposibilidades. Un urbanismo capaz de articular de forma amable la objetividad de la ciudad formalmente planeada con la subjetividad de las necesidades y aspiraciones de la sociedad civil. Un urbanismo de las posibilidades capaz de superar la contradicción entre lo deseado y lo posible.

Contacto

Paseo Colón, San José, Costa Rica
+506 4033 7714
info@marlotrejos.com
@marlotrejos_arquitectos

built by Cardinal

Marlo Trejos Arquitectos ® Derechos reservados 2021